Según el experto, existen dos herramientas que se pueden emplear de manera efectiva para cuidar nuestra salud emocional a diario.

En los últimos dos años, se han registrado más de 21 mil casos de depresión, ansiedad, estrés postraumático y otros trastornos emocionales en Perú, según cifras del Ministerio de Salud (Minsa). Ayacucho, en particular, ha experimentado un aumento alarmante en la atención de casos en Centros de Salud Mental Comunitarios, situándose como la segunda región con más casos después de Lima Metropolitana.

Es crucial abordar la preocupante situación de desatención emocional que afecta a la población peruana. Por eso, el Dr. Eduardo Franco Chalco, docente de Continental University of Florida (C.U.F.), explica que la desatención emocional en Perú está relacionada con factores como la situación económica, el estrés social y la falta de acceso a servicios de salud mental.

El especialista señala que la falta de atención emocional puede tener graves consecuencias para la salud mental y física de las personas, ya que puede desencadenar o agravar trastornos como la depresión, ansiedad y estrés crónico, afectando las relaciones interpersonales, provocando conflictos y aislamiento social, y manifestándose a través de síntomas somáticos y problemas del sueño. 

“Estos problemas pueden repercutir negativamente en la vida laboral y escolar de las personas, así como en su relación con la sociedad en general. Perú ha sido catalogado como uno de los países más desconfiados de Latinoamérica, lo que es evidencia de la falta de atención emocional”, agregó.

Acciones para cuidar la salud emocional

Para abordar esta problemática, es crucial tomar medidas tanto a nivel gubernamental como personal. Desde el expertise del Dr. Chalco, explica que, en el ámbito gubernamental, se necesita una inversión en servicios de salud mental que promueva la atención preventiva y que garantice el acceso de la población a estos servicios. Es vital que los peruanos conozcan los canales disponibles para recibir ayuda emocional y que se reduzcan las barreras de acceso.

Asimismo, el docente de Continental University of Florida ofrece dos recomendaciones prácticas para cuidar la salud emocional en el día a día:

  1. Validación de emociones: reconozca y valide sus emociones como respuestas naturales a situaciones de la vida.
  1. Mindfulness: practique la atención plena para estar presente en el aquí y ahora, lo que puede ayudar a mejorar la tolerancia a las emociones incómodas.

“A nivel personal, es esencial cambiar las creencias sociales que estigmatizan la búsqueda de ayuda emocional y validar las emociones propias y las de los demás. Comprender que las emociones son respuestas naturales a situaciones de la vida es el primer paso para gestionarlas adecuadamente”, finalizó el especialista.

Previous post CINTYA AÑAÑOS DE ISM PREMIADA EN EL IWEC 2023
Next post ¿CUÁLES SON LOS PRINCIALES DESAFÍOS DE LA TELESALUD EN LATINOAMÉRICA?