ROCIO LOCKETT: “LO QUE MÁS HEMOS VENDIDO SON CAMAS HOSPITALARIAS”

Rocío Lockett, gerente administrativo de Metax Industria y Comercio SAC, nos cuenta los retos y desafíos más importantes que tuvo la compañía que fundó su padre Julian Lockett Wallece, la cual ha jugado un papel importante en la pandemia.

¿Cómo le ha ido a Metax en esta coyuntura donde hubo una alta demanda en camas hospitalarias?

Empezamos bien el año, antes que se suscitara la pandemia, porque tuvimos una compra importante de camillas por parte de EsSalud. Eso fue bueno porque fue un volumen importante para nosotros que como industria nos permite fabricar en serie. 

¿Fue para un nuevo hospital de EsSalud?

No, era para toda la red. Había que entregar las camillas en 122 lugares del país, lo cual significó un reto para nosotros, porque era coordinar con 122 comités, en medio de  personas que se iban infectando con COVID y otros que se iban ausentando con permisos o puestos en cuarentena en plena pandemia. La compra de EsSalud fue antes de la pandemia y la entrega fue durante la cuarentena y eran escasos los transportes para llevar los pedidos.

ROCIO LOCKETT, GERENTE ADMINISTRATIVO DE METAX, COMPAÑÍA PERUANA DE MOBILIARIO Y EQUIPAMIENTO MÉDICO.

¿Fueron camillas las que más se demandó en Metax durante la cuarentena?

Lo que más se demandó fueron las camas de hospitalización. Incluso nosotros durante este periodo hemos sacado productos nuevos. Diseñamos y creamos una cama especial para cuidado de personas con enfermedades infecciosas, que permiten mayores controles del paciente a través de la cama. Tenemos el prototipo y este ya se ha llevado a los hospitales para recibir los feedbacks de los médicos para ir mejorarla, eso es importante.

Durante la pandemia se paralizaron la mayor parte de industrias. ¿Tuvieron problemas con abastecerse de la materia prima para cumplir con la demanda?

Nosotros fabricamos localmente pero ciertos componentes lo importamos como son las garruchas marca TENTE, que es lo mejor del mundo y motores para la cama que los traemos de Alemania. Tuvimos algunos problemas para traerlas porque todo el sistema logístico estuvo ocupado y con menos personal. La provisión de materia prima de nuestro mercado local también estuvo difícil. Pero sí hemos podido abastecernos de nuestra materia prima con mucho trabajo, adelantándonos a todo lo que se presentó en el camino.

Imagino que Metax ha sido una de las empresas más requeridas al menos por el Estado y otras instituciones de salud, porque lo requerido en camas ha sido enorme…

Hemos visto que por la coyuntura se han hecho muchas compras a otras empresas de camas de otra calidad. Metax se distingue por hacer un producto de calidad. Con decirte que nuestras camas fabricadas en el año 1988, siguen completamente funcionales, por ejemplo, en el Instituto de Enfermedades Neoplásicas. Nuestros productos duran en el tiempo. Pero también hay empresas de camas que la traen de China.

¿Metax le ha vendido a las DIRESAS, DIRIS o MINSA directamente?

Nos ha comprado la DIRIS y los Gobiernos Regionales, pero también he visto compras de camas de otras calidades. He visto que han hecho compras de vitrinas de acero inoxidable de los micros y pequeñas empresas que son de fabricación nacional, pero sin las exigencias que normalmente exigen a las compañías que nos dedicamos a esto.

¿Cuánto ha crecido la demanda en Metax en este periodo a comparación del año pasado?

Ha sido el doble. Aunque es un poco difícil de saber porque mi venta fuerte fue la que se hizo a EsSalud, que fue en enero, antes que todo pasara y que no ha sido demanda por pandemia. A buena hora EsSalud hizo esa compra. Nosotros participamos de esa licitación, en la que también había compras de equipos médicos en general, y nosotros participamos en las camillas.

No obstante, también hemos incrementado ventas en el sector privado a través de instituciones como embajadas e instituciones eclesiásticas, que han ido para donaciones a otras instituciones de salud. Camas hospitalarias es lo que más hemos vendido. Nosotros tenemos camas de hospitalización desde lo más simple hasta las más sofisticadas, tenemos de todo pero también vemos que aún se siguen comprando camas básicas con manivelas, habiendo camas con nivelación automática.

¿Han tenido que duplicar su personal o no?

Sí hemos aumentado personal porque nuestras camas requieren bastante mano de obra para el ensamble.

¿Han exportado camas hospitalarias?

El año pasado hemos tenido venta de camas y otro inmobiliario a Bolivia y al Salvador. En pandemia no hemos vendido fuera del país.

¿Cuánto son las ventas por año de Metax?

Son variables porque al final nuestro usuario casi siempre es el estado, al menos el 85% de nuestras ventas decantan en el estado a través de compras directas o a través de constructoras o consorcios. Pero si el estado no construye hospitales nuevos nosotros no vendemos camas. El año 2018 y 2019 han sido malos porque no hubo proyectos nuevos, la mayoría están estancados con arbitrajes o se retrasan.

¿Han mejorado la tecnología de su producción?

Nos mudamos hace tres años a una planta bonita en Lurín que es el triple de tamaño de lo que teníamos en Surco. Tenemos allí una planta de pintura electroestática robotizada eco amigable. Estamos innovando, investigando y lidiando con las trabas que uno encuentra en el camino. Es difícil ser empresario e industrial en el país.

METAX es una empresa nacional, con más de 40 años de experiencia en la fabricación de Equipo Biomédico, Mobiliario Hospitalario e Institucional. Cuenta con una infraestructura moderna, un gran equipo humano y la confianza de nuestros stakeholders. Ofrece productos personalizados, con diseño modernos y seguro, basado en las necesidades de nuestros usuarios. Lo que nos permite garantizar el bienestar y confort para todos los usuarios. Son expertos en equipamiento de establecimientos de salud bajo la modalidad de llave en mano. El equipamiento integral le da a sus clientes la confianza de que tener un socio comprometido en todas las etapas de su proyecto, desde la etapa de planificación hasta la entrega y el servicio posventa.