Ante una crisis global, las empresas deben hacer todo lo posible para proteger a sus trabajadores, pero sin duda también gestionar para minimizar el impacto en sus negocios.

A medida que el Covid-19 se desarrolla a través de sus nuevas variantes, la incertidumbre y las implicaciones en el ámbito laboral, económico y jurídico se van ampliando. Lo que conlleva a que los líderes empresariales estén preocupados por el bienestar de sus trabajadores y organización.

Según el último  estudio: “Global Crisis Survey de PwC”, siete de cada 10 líderes (69 por ciento) se han enfrentado al menos a una crisis corporativa en los últimos cinco años, y estas empresas gestionan más de tres crisis de promedio. Sin duda, el coronavirus puso a prueba a muchos líderes empresariales.

En este contexto, Alfredo Salgado, Gerente General del Grupo EULEN Perú: “La clave para manejar cualquier crisis es tener un plan de acción en caso ocurra. Más aún si somos conscientes que el covid-19 está provocando en olas cada tres o cuatro meses”, puntualizó.

En vista de ello, el Ejecutivo de la compañía líder en el mercado en soluciones integrales y servicios auxiliares, brinda 4 medidas para que las empresas se preparen ante lo que pueda suscitarse:

  1. Verificar la ubicación y los viajes de los colaboradores:  se debe establecer exactamente dónde está el personal y cuántos trabajadores hay en los territorios afectados o vulnerables.
  2. Revisar los planes de crisis y de continuidad: Contar con un plan de contingencia y continuidad del negocio. Lo conveniente es estar preparado con una planificación de escenarios, bajo experiencias pasadas.
  3. Identificar puntos de contagios: Tener en cuenta que, manejando el mejor plan de acción, si los directivos y/ trabajadores están contagiados del covid-19 o algún virus, no podrán desempeñar sus responsabilidades adecuadamente. Por consiguiente, garantizar puntos de desinfección en cada área es imperativo para cada organización.

Asimismo, es importante el servicio de limpieza sea constante para mantener los espacios de trabajos libres de cualquier contaminante, por lo que es primordial contar con especialistas en este tipo de procesos.

  • Comunicarse correctamente: Se ha visto grandes esfuerzos por parte de los responsables de las compañías para mantener informados a sus empleados; sin embargo, la desinformación y la confusión se han extendido junto con el virus.

Generalmente, los trabajadores desean que su protección les sea garantizada y asegurarse que la compañía esté preparada. En esta línea, la consistencia y la precisión de la información es la clave, al igual que la confianza en la jerarquía de la organización. Los colaboradores tienen que saber que su bienestar es primordial para la empresa.

Previous post GRATIFICACIÓN 2022: ¿ES UN DERECHO PARA TODOS?
Next post CONSEJOS FINANCIEROS PARA APROVECHAR LA GRATIFICACIÓN DE JULIO