LA LISTA DE LAS 50 MUJERES EJECUTIVAS MÁS PODEROSAS DEL MUNDO

Desde 1998, la revista Fortune realiza el ranking de las mujeres más poderosas, ponderando el tamaño y la importancia del negocio de cada ejecutiva en la economía global, la salud y la dirección de la compañía, la trayectoria de su carrera y su influencia social y cultural.

Debido a las múltiples crisis que marcan este año (la pandemia, los shocks económicos, un ajuste de cuentas atrasado con la injusticia racial y los desastres del cambio climático), los criterios para determinar quién debería estar en la lista de las 50 mujeres ejecutivas más poderosas ha sufrido algunos cambios.

“En pocas palabras, 2020 es el año en el que nos despedimos de los negocios como siempre los hemos entendido”, argumentan desde Fortune.

Además de considerar el tamaño y la salud del negocio de una mujer líder en la economía global, su influencia social y cultural y el arco de su carrera, Fortune agregó un nuevo elemento: cómo las mujeres líderes individuales estaban usando su poder e influencia para dar forma a sus empresas y al mundo para mejor.

Este año la publicación sumó una nueva dimensión: cómo la ejecutiva ejerce su poder. En este momento de crisis e incertidumbre preguntaron si estaban usando su influencia para darle forma para bien a su compañía y al mundo.

 Julie Sweet, directora ejecutiva de Accenture

La directora ejecutiva de Accenture, Julie Sweet, ocupa el primer puesto en este ranking por dirigir una empresa de servicios profesionales con más de medio millón de empleados en 51 países que están ayudando a los clientes a descubrir un nuevo modo de operar. La empresa obtiene la mayor parte de sus ingresos de clientes en los negocios de nube, digital y seguridad. Y a pesar de que golpeó el Covid-19, “la compañía aprovechó esa experiencia para ayudar a conectar a los 1,2 millones de trabajadores del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido de forma remota y para asociarse con Salesforce en la tecnología de seguimiento de contactos y gestión de vacunas”.

Mary Barra, CEO de General Motors

Le sigue la estadunidense Mary Barra, CEO de General Motors. Bajo su mandato en esta pandemia GM ha fabricado 30.000 ventiladores para las necesidades logísticas.

A su vez Barra se está enfocando en vehículos eléctricos, agregando miles de nuevas estaciones de carga y logrando asociaciones importantes, incluida una apuesta audaz por Nikola, un rival de Tesla.

«Este año la publicación sumó una nueva dimensión: cómo la ejecutiva ejerce su poder. En este momento de crisis e incertidumbre preguntaron si estaban usando su influencia para darle forma para bien a su compañía y al mundo».

Abigail Johnson, CEO de Fidelity Investments

El top 3 lo ocupa Abigail Johnson, CEO de Fidelity Investments, que en 2019 rompió records financieros: ganancias récord ($ 6,9 mil millones), ingresos ($ 20,9 mil millones) y activos bajo administración ($ 3,3 billones).

Johnson ha estado imprimiendo su sello en la fuerza laboral de la firma: dos tercios de las nuevas contrataciones de Fidelity el año pasado fueron mujeres y/o personas de color, y en abril, como muchos empleadores estaban recortando trabajadores, Fidelity estaba aumentando su personal, agregando 2,000 nuevos asociados.

Los perfiles de las mujeres integrantes en esta lista son diversos en trayectoria, edad y origen.

Por ejemplo Alicia Boler Davis, que se unió a Amazon para administrar su red de más de 175 almacenes en 16 países que permiten el gigantesco negocio de comercio electrónico del minorista.

En agosto, se convirtió en la primera persona negra en unirse al grupo de liderazgo del equipo del CEO Jeff Bezos.

Angela Hwang, presidenta del grupo Pfizer Biopharmaceuticals Group. Supervisa a 26.000 empleados y dirige una unidad que impactó las vidas de 434 millones de personas en 125 países en 2019. También tiene influencia directa en la planificación de la logística de los esfuerzos de vacunación COVID de Pfizer, como por ejemplo, cómo enfriar mejor el tratamiento para que pueda ser seguro. La educación también es importante para Hwang, quien está planeando una campaña directa al consumidor para inspirar confianza en una vacuna COVID.

O Mellody Hobson, miembro de la junta de Starbucks y JPMorgan, que se ha pronunciado sobre el papel de la desigualdad financiera en los recientes disturbios civiles, y señaló que las corporaciones ya no pueden quedarse al margen en estos temas.

Y su influencia va más allá del ámbito empresarial: Hobson es una candidata probable para un puesto en el gabinete de Biden, y será la primera mujer negra en prestar su nombre a una universidad residencial de Princeton.

Aquí el listado completo:

Julie Sweet
Mary Barra
Abigail Johnson
Gail Boudreaux
Carol Tomé
Jane Fraser
Ruth Porat
Sheryl Sandberg
Corie Barry
Judith McKenna
Safra Catz
Alicia Boler Davis
Karen Lynch
Phebe Novakovic
Ann-Marie Campbell
Angela Hwang
Amy Hood
Susan Wojcicki
Tricia Griffith
Kathy Warden
Shari Redstone
Marianne Lake
Lynn Good
Margaret Keane
Leanne Caret
Jenn Piepszak
Roz-Brewer
Beth-Ford
Deirdre O’Brien
Thasunda Brown Duckett
Kathryn McLay
Lisa Su
Penny Pennington
Jennifer Taubert
Lisa Jackson
Revathi Advaithi
Mary Mack
Sonia Syngal
Kelly Grier
Barbara Whye
Michele Buck
Kathryn Farmer
Bela Bajaria
Anne Chow
Mellody Hobson
Tami Erwin
Anne Finucane
Gwynne Shotwell
Mary Dillon
Dana Canedy

FORTUNE EDICION INTERNACIONAL:

La argentina Paula Santilli, CEO de Pepsico Latin America, volvió a figurar este año en el ranking versión internacional de las mujeres más poderosas del mundo elaborado por la revista Fortune en el puesto número 41 de 50.

Santilli es además la latinoamericana mejor posicionada, ya que solo hay dos en la lista y la brasileña Cristina Junqueira está en el puesto número 44. Esta edición del ranking es la «internacional», es decir, que están excluidas las mujeres estadounidenses.

Paula Santilli, CEO de Pepsico Latin America

Santilli tiene una trayectoria de 27 años en Pepsico, ocupando posiciones en la Argentina y en México, y antes fue country general manager de Quaker Oats en la Argentina y tuvo roles en áreas de Marketing de Kellogg Company y de Campbell Soup Company.

En Fortune destacaron que durante la pandemia, Santilli impulsó iniciativas como la reapertura de pequeñas tiendas que habían cerrado por la pandemia en México, Brasil, Colombia, Guatemala y Perú, entre otros. Además, reconoció su compromiso con el liderazgo femenino en la región, que incluye la publicación del libro El poder de poder. Mujeres construyendo Latinoamérica, junto con Mónica Bauer y Marty Seldman.