JERI RAMÓN RUFFNER ES ELEGIDA COMO LA PRIMERA RECTORA EN LA HISTORIA DE LA UNMSM

La candidata del movimiento Siempre San Marcos alcanzó 12,382 votos de docentes y estudiantes y se convierte en la primera mujer en alcanzar la máxima autoridad en la Universidad Decana de América

La contadora Jeri Ramón Ruffner, candidata del movimiento Siempre San Marcos, ganó hoy la segunda vuelta en las elecciones de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) y será la primera rectora en la historia de esta centenaria casa de estudios.

En la jornada electoral realizada en la modalidad virtual, Jeri Ramón alcanzó 1,304 votos entre los docentes sanmarquinos y 11,078 entre los estudiantes.

Por su parte, el candidato de Innovacción Sanmarquina, el médico Juan Matzumura, logró 927 votos entre los docentes y 6,550 entre los alumnos.

Dra. Jeri Gloria Ramón es sanmarquina de formación y corazón. Contadora Pública, Magister en Contabilidad con mención en Auditoría y Magister en Administración Pública con mención en Anticorrupción. Más de 40 años de experiencia gerencial en el sector público y privado. Actualmente se desempeña como decana de la facultad de Ciencia Contables en Universidad Nacional Mayor de San Marcos

La candidata ganadora al rectorado de la Universidad San Marcos Jerí Ramón Ruffner dijo hace pocas semanas que, de resultar elegida como autoridad, promoverá que los estudiantes asistan de forma semipresencial a sus clases.

“Los laboratorios están cerrados y sin uso desde hace un año. Por lo tanto, debemos repotenciarlos a efectos de que los alumnos puedan ir a la semipresencialidad inicialmente y, progresivamente, a la presencialidad”, declaró a Andina.

Indicó que un posible retorno a la semipresencialidad implicará hacer también el mantenimiento integral y desinfección de todos los ambientes de la universidad, a fin de salvaguardar la salud física de los estudiantes frente a posibles contagios por COVID-19.

Otros objetivos proyectados por su candidatura, en el contexto de pandemia por el coronavirus, es implementar una planta de oxígeno en la Ciudad Universitaria en los primeros 60 días de administración, así como repotenciar la Clínica Universitaria y reabrir progresivamente el comedor universitario.