El panorama de amenazas cibernéticas en el Perú continúa en aumento. Un especialista en el tema analiza esta problemática y expone cuatro recomendaciones para proteger nuestra información.

Perú es un país vulnerable a los ciberataques. Entre enero y febrero del presente año, nuestro país registró más de 5.7 millones de ataques cibernéticos, de acuerdo a Kaspersky. A nivel latinoamérica, en donde se registró el mayor número de ataques en 2020 fueron: Brasil con 373.4 millones, México con 98 millones y Colombia con 91.6 millones. En total, la región recibió más de 654 millones de ataques el año pasado.

Jesús Bellido, director de la carrera de Ciencia de Computación de UTEC explica que el ciberataque más común es el de “fuerza bruta” que consiste en adivinar credenciales haciendo intentos repetidos hasta lograr acceder a la información.  “Si lograron adivinar tus credenciales, no solo serás víctima de robo online, sino de suplantación de identidad. Para evitar esto, es necesario utilizar contraseñas seguras, lo que significa que sean muy difíciles de adivinar después de millones de intentos”, comentó.

Según el ranking de Competitividad Digital 2021 elaborado por IMD, el Perú ocupa el puesto 57 de 60 países evaluados. Por ello, se necesita mejorar sustancialmente en tres factores:  Conocimiento, Tecnología y Preparación para el Futuro.

El científico de la Computación de UTEC indica que para mantenerse alejado de los ciberataques, es importante estar alertas y seguir cuatro pasos:

  1. No compartir información confidencial en lugares no certificados.
  2. No usar software pirata y mantener actualizado el software que usas.  La gran parte de veces, el software pirata es la excusa perfecta para instalar ese software malicioso en tu computador. Ante las vulnerabilidades, los creadores implementan mejoras de seguridad en el sistema operativo y aplicaciones que usamos.
  3. Usar redes inalámbricas confiables.
  4. Usar contraseñas lo suficientemente seguras y prácticas.

Asimismo, Bellido explica que desde el sector educación, es necesario incluir las habilidades digitales y tecnológicas desde la currícula escolar que vayan más allá de aprender una aplicación y que se tomen en serio el pensamiento computacional como una habilidad necesaria e importante para esta época digital.

“Sin la computación,  sería como competir en un torneo de la  Fórmula 1  en patines.  La computación nos permite ser competitivos en una industria que avanza cada vez más rápido”, señaló el especialista.

Previous post EMPRESAS: EL NUEVO GRAN RETO POR EL BIENESTAR Y LA SOSTENIBILIDAD DE SUS EMPLEADOS
Next post CELLTRION HEALTHCARE ES EL GANADOR DE LOS 8TH GLOBAL GENERICS & BIOSIMILARS AWARDS 2021