La doctora Theresa Ochoa, directora del Instituto de Medicina Tropical Alexander Von Humboldt y docente de la universidad Cayetano Heredia, nos explica los retos que los científicos tienen por delante al hacer investigaciones en el Perú.

“El reto es porque es un poco difícil balancear las actividades académicas que uno tiene como docente o médico con la investigación, porque no necesariamente las horas están reservadas para investigar. Si bien dentro de la Ley Universitaria se indica que existe la categoría de profesor-investigador, los que hacemos investigación tenemos que encontrar tiempos libres dentro de nuestra carga académica para hacerlo”.

“Otro reto es el hecho de que obviamente los financiamientos de proyectos a nivel nacional no son muchos, entonces, uno tiene que postular a fondos internacionales, pues obviamente son más competitivos. Y en responsabilidades uno tiene que hacer las cosas bien para ser un ejemplo para los jóvenes, porque no somos muchas las personas que hacemos investigación”, añadió.

En otra parte de la entrevista, destacó el hecho que existan más científicas, sin embargo, aclaró que la capacidad no se mide por el género. “Ya se entiende que la mujer puede tomar cargos de liderazgo en cualquier área. Ahora bien, independientemente de si es mujer o no, y eso es lo que siempre tratamos de hacer acá en Cayetano y en el Instituto de Medicina Tropical, se tiene que valorar la capacidad. A nosotros no nos interesa si es hombre o mujer, solo que sea una persona capaz, que trabaje, que aporte”.

Sobre la investigación que hoy en día viene realizando, detalló: “Soy médico pediatra infectólogo. Estamos haciendo un estudio para entender por qué los niños en países en vías de desarrollo no tienen buena respuesta a la vacuna del rotavirus, principal germen que produce diarrea y primera causa de mortalidad por diarrea en el mundo, buscamos entender si es que esa poca respuesta se debe a cambios del microbioma. Y estamos por empezar otro estudio sobre neumococo, una causa de neumonía, también en niños. Y cómo va cambiando la resistencia antimicrobiana”.

“Aparte de ser médico, profesor universitario o científico no se puede dejar de lado los roles como esposa y como mamá. Tengo la suerte de tener a mi esposo que me ayuda muchísimo en la casa. Somos un equipo. Y es una ayuda increíble, invaluable, para dedicarle mis horas y mi tiempo a mi carrera y a la investigación.”

Theresa Ochoa

SU CONCEPTO DE PODER
En su portada de agosto-septiembre de este año, la revista Forbes Perú consideró a la doctora como una de las 50 mujeres más poderosas del país.

Respecto al tema, ella opinó: “No me gusta el término poderosa, es terrible. Pero nos explicaron que el término poder se podía medir de diferentes ángulos. Es el hecho de que uno pueda liderar un grupo de personas o institución. El hecho de que uno puede tener influencia sobre la población. En el caso mío pueden haberme seleccionado por el rol importante que hemos tenido en educar a la población sobre temas de Covid, en los medios y también obviamente liderando el instituto”.

“Otro aspecto de cómo se puede medir el poder es por lo que uno puede inspirar a los jóvenes. Para mí, por ejemplo, ha sido una alegría enorme que haya una promoción de medicina en la UPCH que lleva mi nombre. Y he sido madrina de alguna promoción. O sea, parece ser un reconocimiento a lo que uno puede hacer por los jóvenes. Eso es para mí lo que significa poder, no significa realmente otra cosa”, agregó.

ORGULLO HEREDIANO
La doctora Theresa Ochoa también es jefa del Laboratorio de Infectología Pediátrica (LIP) y miembro del Laboratorio de Enfermedades Entéricas, Nutrición y Resistencia Antimicrobiana (LEEN-RA).

A inicios de año obtuvo el “Premio Nacional Por las Mujeres en la Ciencia 2021”, concurso promovido por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) y Prociencia, en alianza con L’Oréal y Unesco.

“Aparte de ser médico, profesor universitario o científico, no se puede dejar de lado los roles como esposa y como mamá. Tengo la suerte de tener a mi esposo que me ayuda muchísimo en la casa. Somos un equipo. Y es una ayuda increíble, invaluable, para dedicarle mis horas y mi tiempo a mi carrera y a la investigación”, finalizó.

Previous post PERUANA GANADORA DE CONCURSO MUNDIAL SOBRE TURISMO SOSTENIBLE EN COREA
Next post CÁNCER DE TIROIDES: ¿CUÁNTOS TIPOS DE EXISTEN?