DIVERSIDAD E INCLUSIÓN, LA CLAVE PARA ATRAER TALENTO JOVEN

Camilla Bonelli Braga

Gerenta de Recursos Humanos para Chile & Perú en BASF

Cada vez más, las empresas están integradas por personas con grandes diferencias culturales, generacionales, de género, entre otras, cada una con habilidades y conocimientos distintos, que convergen dentro de un espacio de trabajo. Esto permite tener una perspectiva más amplia de cada situación y tener mayores herramientas para la toma de decisiones. Sin embargo, el desafío es cubrir las expectativas en el ambiente laboral para retener al talento dentro de la compañía, así como ser atractivos para los nuevos jóvenes profesionales.

Hoy en día los nuevos profesionales tienen una visión diferente del mundo y valoran otros aspectos que antes no se tenían en cuenta, como el respeto por el colaborador, la flexibilidad laboral, la responsabilidad corporativa en el negocio, las relaciones personales, etc. Por eso, es importante convertir el ambiente laboral en un espacio inclusivo en el que los colaboradores puedan sentirse cómodos y motivados a desplegar todas sus capacidades.

El respeto por la diversidad e inclusión es importante para atraer a jóvenes profesionales, quienes, en su mayoría Millennials, conforman tal vez la generación más diversa que conocemos hasta ahora. Una práctica muy importante es involucrar a los colaboradores para que propongan ideas prácticas que se puedan implementar para tener un ambiente cada vez más inclusivo.

Es común que dentro del espacio de trabajo existan distintos tipos de personas que generalmente buscan relacionarse con otros individuos con quienes comparten algún tipo de afinidad; pueden ser grupos de mujeres, grupo LGTBI+, grupo de discapacitados, grupos de extranjeros; cada uno con diferentes preferencias y perfiles culturales. Sin embargo, la diversidad generacional se puede presentar como un aspecto transversal a todos los colaboradores. Por ese motivo, es importante explorar un poco más en el aspecto generacional, para buscar la mejor manera en que las cuatro generaciones que tenemos hoy en día trabajando dentro de una empresa, centennials, millennials, generación X y baby booomers, puedan convivir bien, crear y generar valor a partir de esa diversidad.

Queda claro que la diversidad por definición es importante en el ambiente laboral, pero en BASF siempre estamos un paso adelante y buscamos la forma de promover que esa diversidad se transforme en inclusión, para que todos podamos ser quienes somos y entregar lo mejor. Por ejemplo, en BASF, tenemos una iniciativa denominada Mentoría Reversa, enfocada en la diversidad generacional propia de un ambiente laboral, a través de la cual se busca que haya un intercambio de conocimientos entre las distintas generaciones, entre millennials y centennials con sus compañeros de generaciones como baby boomer y generación X, en actividades como facilitar herramientas de digitalización, manejo de redes sociales, entre otras.

Este tipo de acciones que involucra directamente a los colaboradores, además de tomar la diversidad e inclusión como un valor institucional de la compañía, es lo que nos ha permitido trazar el camino hacia el éxito y ser reconocidos recientemente como una de las mejores empresas para jóvenes profesionales en Perú, gracias a un estudio internacional realizado por Employers For Youth.