CAMBIOS Y RETOS QUE PLANTEA EL COVID-19 A COMPAÑÍAS INDUSTRIALES

 La pandemia por el nuevo coronavirus ha transformado de forma imprevista y radical el escenario económico global. Gobiernos y empresas de todos los países han puesto en marcha diversas medidas para frenar por un lado la expansión del virus y por otro disminuir las consecuencias económicas y empresariales de la crisis, que están alterando ya el funcionamiento cotidiano de las organizaciones.

El COVID-19 ha supuesto problemas operacionales sin precedentes a las empresas industriales, agravados por la caída del precio del petróleo y las limitaciones de efectivo. En ese aspecto, los desafíos operacionales requieren de un plan a corto y largo plazo, así como de la industria X.O que se refiere a impulsar como base de estrategia y funcionamiento en las industrias las nuevas tecnologías, con el fin de aumentar la productividad y efectividad.

Así lo concluye el estudio “Worker Resilience Digital Support” (“Soporte digital de resiliencia laboral”) de Accenture, que identifica los desafíos principales que deben afrontar las compañías industriales ante el nuevo coronavirus, así como las soluciones X.O. que pueden ayudar las empresas industriales a contener y prever los riesgos que surgen como consecuencia de la crisis actual:

Desafíos de las empresas industriales:

1.  Ausencia: Staff esencial puede estar enfermo o en cuarentena, dejando la obra en riesgo y en ausencia de competencias esenciales.

2.  Restricciones de colaboración: La reducción del número de colaboradores en la obra limita la habilidad de equipos no esenciales para entregar apoyo y dar soluciones a problemas en aras de la operación eficiente de la planta.

3.  Restricciones de viaje: Recursos vitales podrían no estar disponibles por las restricciones de viaje.

4.  Fatiga: La reducción del personal puede aumentar la fatiga de los trabajadores debido al aumento de los niveles de estrés por las responsabilidades adicionales que tienen en este contexto de crisis.

5.  Nuevas formas de trabajo: Los colaboradores tendrán que ajustar las prácticas laborales y horarios para cumplir con los requisitos que demandan las autoridades de salud como la higiene constante, el distanciamiento físico y/o el trabajo a distancia.

6.  Seguridad: La reducción de colaboradores y retrasos en las entregas pondrá presión en el equipo para mantener el funcionamiento de la planta de forma segura.

Soluciones X.O.:

1.  Entrenamiento remoto: Las nuevas tecnologías permiten habilitar la colaboración remota con los colaboradores a través del de tecnologías como la realidad aumentada y entrenamiento virtual colaborativo.

2.  Monitoreo remoto de operaciones: La industria X.O. permite dar visibilidad y acceso remoto para el procesamiento y control de data de las operaciones. Dicha información es procesada a través de tecnologías como inteligencia artificial y machine learning.

3.  Staff esencial: las nuevas tecnologías habilitan capacidades para hacer seguimiento y reporte continuo sobre gaps en el staff esencial para el funcionamiento eficiente de la planta, basado en un plan y en el forecast, desarrollando reducciones de riesgos. Para esto, es necesario desarrollar una plataforma de fuerza laboral digital.

4.  Distancia física: La industria X.O. permite entregar comunicación continua, evaluar riesgos, compartir conocimientos y entregar apoyo para la resolución de problemas ante la distancia física. Se impulsa el uso de wearables con una aplicación para medir la distancia física y la cantidad de interacción necesaria entre los trabajadores de la planta, para realizar un análisis de riesgos y evitarlos.

5.  Planificación: Proporciona una evaluación avanzada para la planificación y el desarrollo de una plataforma de apoyo de cara a la oferta del mercado y así reducir los riesgos en la ejecución del mantenimiento.