Previniendo el cáncer de mama

 En el caso de las mujeres, el tipo de cáncer que más vidas se lleva a nivel mundial, es el de mama. Según la Sociedad Latinoamericana y Del Caribe de Oncología Médica (SLACOM), solo en la región de América Latina y El Caribe, cada año surgen 130 mil nuevos casos de cáncer de mama, y esta cifra sigue incrementando.

Si bien la mayor parte de casos de tumores cancerígenos en la mama son curables, hay mucha desinformación, y la detección y tratamiento tardíos cobran muchas vidas. ¿Quieres saber cómo detectarlo y prevenirlo?

La clave es la prevención

¿Cáncer de mama, a mí?

Sí, le puede dar a cualquier mujer, y este no es un mal que solo nos ataca a nosotras ya que el 1% de todos los casos, aparece en hombres. El grupo de mayor riesgo son mujeres mayores de 50 años con antecedentes de la enfermedad en algún miembro cercano de su familia. Sin embargo, y repito, también puede atacar a mujeres más jóvenes y a hombres. La alimentación y el estilo de vida, también influyen en el desarrollo del cáncer, así, aquellas que tienen una alimentación alta en grasas, fuman, beben alcohol y tienen una vida sedentaria, tienen más probabilidades de padecerlo.

La clave: La prevención

Como les mecioné líneas arriba, la mayoría de tumores en la mama son curables siempre y cuando se detecten a tiempo, pero eso va a depender enteramente de nosotras. El primer paso, es el autoexamen. “¿Cómo se hace eso?”, te preguntarás, es muy sencillo.

  • Primero, asegúrate de hacerlo una vez al mes, de preferencia 3 a 5 días luego del inicio de tu periodo menstrual.
  • Acuéstate boca arriba y coloca la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda, presiona la mama derecha. Recuerda que debes hacerlo con firmeza, pero sin lastimarte, haciendo pequeños movimientos para examinar toda la mama derecha.
  • Luego, estando sentada o de pie, examine la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta área. Presiona suavemente los pezones, verificando si hay alguna secreción. Repite el proceso en la mama izquierda.
  • Finalmente, párate frente a un espejo con los brazos a los lados.  Mira las mamas directamente y en el espejo. El objetivo es encontrar cualquier cosa nueva o diferente. Si es así, debes ir al médico cuanto antes y hacerte los análisis correspondiente. En esta imagen, se grafica muy bien las cosas que puedes encontrar y que son signos de alerta.

La siguiente opción son los exámenes médicos anuales, ahí tienes dos opciones: la ecografía y la mamografía. En el caso de la ecografía de mama, esta se puede hacer a partir de los 20 años y es muy sencilla y nada invasiva, es casi como hacerte una ecografía pélvica, solo que el ecógrafo se posará sobre tus senos y axilas para mirar al interior a a través de una pantalla si hay algo extraño o fuera de lugar.

Fuente: Mujer Activa

Deja un comentario