MUJERES GANAN HASTA 22% MENOS QUE HOMBRES PESE A NIVEL DE INSTRUCCIÓN

La brecha laboral entre hombre y mujeres es un problema persistente en Perú y en casi todos los países de América Latina, pese a las mejoras en el acceso a la educación para ambos géneros.

Gustavo Yamada, economista de la Universidad del Pacífico, destacó que solo en Perú la brecha salarial entre hombres y mujeres oscila entre un 11% y 22%, entre profesionales con los mismos niveles educativos.

“El suelo podría estar más parejo, pero todavía en el caso de la inserción laboral y accesos a promociones dentro de las empresas no está parejo porque hay algunos prejuicios culturales”, dijo Yamada.

La realidad no es diferente en América Latina. Un informe en conjunto de la Cepal y Unicef señala que el 67% de las mujeres en la región está en empleos de baja productividad, asociados a una situación más precaria en términos de protección social y retribución económica.

“Si bien, actualmente en la mayoría de los países hay más adolescentes mujeres que varones que se matriculan y concluyen la secundaria, y se inscriben en estudios técnicos o universitarios, en su inserción laboral hay muchas desventajas”, destaca el documento.

La mayor presencia de mujeres en carreras mal remuneradas explica en parte su desventaja en el mercado laboral frente a los hombres a pesar de sus mayores logros educativos.

El estudio indica que las mujeres jóvenes que completan la secundaria tienden a concentrarse en carreras desvinculadas de las ciencias y la tecnología, que son ámbitos que el mercado laboral valora y premia de mejor manera.

“La segregación de las carreras por sexo contribuye a la desventaja de las mujeres en el mercado laboral, puesto que las carreras tradicionalmente consideradas como científicas son las más redituables”, anota.