Loren Salmón: “¿Por qué será que las mujeres se vuelven locas por los zapatos?”