LAS MUJERES PERUANAS INVIERTEN EN FINTECH

8 millones de peruanos ya utilizan pagos digitales según el Global Findex 2017 del Banco Mundial, un claro reconocimiento al proceso disruptivo generado por las fintech que desde hace tiempo están revolucionando los métodos financieros, notablemente distinto al de los bancos o instituciones tradicionales.

La participación de la mujer en el sector ha ido creciendo desde hace algunos años debido al constante incremento de las nuevas herramientas tecnológicas, como las fintech, que permiten que la presencia de las mujeres en el rubro financiero aumente”, indicó Oscar Salas, Country Head de Afluenta.

Desde que Afluenta comenzó a operar en Perú, a la actualidad, la comunidad de inversoras creció por encima de un 60%, y juntas hicieron posible el financiamiento de más de 5,300 microcréditos.

Un estudio realizado por Afluenta, a través de más de 500 casos analizados, sobre el universo femenino de inversores que operan en la fintech, arrojó datos alentadores para el mercado financiero peruano. Algunos resultados definieron que la edad promedio de las inversoras femeninas (36 años) difiere en solo 1 año al de los hombres (37 años), siendo las féminas quienes comienzan a invertir su dinero a edad más temprana. Además, las mujeres invierten más en fondos y menos en acciones, al contrario de los hombres que prefieren las acciones y, diversifican menos.

Por otro lado, sabemos que las mujeres peruanas buscan un plan de inversión acorde al riesgo personal y a la volatilidad del mercado, y que aprovechan su dinero de manera que crezca solo con herramientas de inversión como las fintech. “El monto total adherido por una mujer en una plataforma de inversión como la de Afluenta es de USD 5,700; menos de la mitad que el de los hombres”, finalizó el Country Head de Afluenta.

Oscar Salas enfatizó que con las fintech se empieza a priorizar la inclusión financiera de las mujeres, “queremos incentivar a las mujeres en ser parte activa de estas plataformas. Actualmente más del 50% de los hogares están liderados por “jefas del hogar” empoderadas, que juegan un rol económico importante en la economía peruana”.