El verano 2013 en la mirada de los diseñadores del LIF WEEK

Montar la versión de verano del evento de la moda peruana cuesta US$ 400,000. Se espera convocar a 7,000 personas.

Las pasarelas internacionales tienen dos grandes cumbres: otoño – invierno y primavera – verano. Efraín Salas, organizador del LIF WEEK , sabía que el evento de culto a la moda peruana no podía ser la excepción.

A diferencia del año pasado, en el que solo hubo un desfile de invierno, este año también se ha montado una vitrina de verano.

Esta edición ha elegido la Casa Prado como el espacio ideal para mostrar las colecciones de ocho diseñadores y cuatro marcas. Por los 62 m2 de pasarela, que se inaugurarán esta noche, desfilarán las propuestas de los gurús de la moda peruana.

Noche de moda

Montar el LIF WEEK Verano 12.13 no es barato. La inversión asciende a cerca de US$400,000, un 80% de lo que cuesta la edición de invierno. Aun así, Salas confía en que “la moda es el nuevo gran boom del Perú” y remarca que el 100% del evento se financió con auspicios.

El desfile inaugural se encuentra en manos del español Andrés Sardá, invitado especial del LIF WEEK Verano
12.13, quien conmemora 50 años en la industria de la ropa de baño y la lencería.

El giro de la moda

“La moda es un producto de élite que ha está listo para competir con otras marcas y conseguir que se prefiera un
vestido de Claudia Jiménez sobre otra marca”, declara.

Si bien LIF WEEK Verano 12.13 está dirigido en un 70% a público de los sectores socioeconómicos A y B; 150 entradas se han puesto a la venta para que personas interesadas en la moda tengan acceso a esta. Otras
200 han sido entregadas a las escuelas de diseño.

 

Fuente: Gestión

Deja un comentario