UNA OPORTUNIDAD PARA ELLAS

Dos años y medio han sido suficientes para demostrar que todo el tiempo y esfuerzo valió la pena. Hoy 41 los internos del Centro Penitenciario  Ancón II ya  forman parte del Programa de Responsabilidad Social ‘Manos Invencibles’ por el cual apostó la empresa peruana Renzo Costa buscando la reinserción de estos jóvenes