Jana Escudero comenta: “El Grifo es parte de mí”

La dueña de los restaurantes El Grifo y conductora de televisión devela su receta para mantener el equilibrio entre la creatividad, la administración de sus negocios y el cuidado de su familia. Además, adelanta el lanzamiento de una nueva marca.

Para Jana Escudero, todo tiempo pasado no fue mejor. Al menos, si se refiere a gastronomía. Aunque el 100% de su comida está basada en los sabores que probó de pequeña, su idea de negocio consiste en mejorar los míticos platos de la cocina peruana.

Jana-Escudero“Por ejemplo, un plato que no está en la carta pero que me gustaría incluir es el arroz tapado. En El Grifo, yo le agregaría un poco más de juguito para mejorar lo que siempre se prepara”, ejemplifica.

Y así, sus fetuccini a la huancaína con medallones de carne, su lomo saltado o cheesecake de toblerone siguen esa tendencia de mejorar la comida tradicional.

LO QUE SE VIENE

Hasta el momento, la chef y empresaria tiene tres restaurantes: uno en la avenida Faucett del Callao, otro en la avenida

Colonial del Cercado de Lima, y el más reciente ubicado en el Jockey Plaza. Además, conduce el programa Recuerdos de cocina en Plus TV y es madre de dos niños.

No obstante, Jana no se cansa de repetir lo mucho que le gusta su trabajo. “Me encanta estar en la cocina, creando cosas nuevas, reaventando los platos; aunque no suelo cambiar la carta completa, sino que agrego algunos insumos según la temporada”, explica.

Por eso, El Grifo, que heredó de su abuelo, fue el lugar ideal para empezar a vivir su sueño. Como ya ha contado muchas veces, empezó vendiendo sánguches hasta que logró materializar su idea. “El Grifo es parte de mí; dice mucho de lo que yo soy. Me gusta que sea informal, que te acoja y que la gente sea feliz cuando venga. Mi objetivo es que el restaurante sea parte de la rutina de los comensales”, comenta.

Y en ese camino ve su futuro. Jana Escudero no planea abrir más “Grifos” en el corto plazo, pero no piensa moverse de la restauración. De hecho, tiene la mirada puesta en una nueva marca de restaurantes con un concepto menos personal.

¿TIEMPO LIBRE?

Jana se levanta como máximo a las 8 am, toma desayuno con sus hijos Mauricio y Juan Alonso y se va al gimnasio. De 10 am a 4 pm se cerciora de que todo esté bajo control en su local de Colonial y luego se va al Jockey Plaza.

Dos días a la semana, dedica el 80% de su tiempo a la grabación de su programa. Según ella, esos días son una “locura”, porque no solo se presenta a cocinar sino que dedica casi un día a la selección de fotos y otros accesorios que ayuden a crear el ambiente que ella busca con cada plato.

Y esa pasión por la cocina —asegura— no es fácil de encontrar. Para ella, la parte más difícil de su trabajo es encontrar a profesionales con vocación de cocineros. “Todas estas escuelas de chef lo que hacen es confundir a los chicos porque no les explican que les espera una carrera esclava, donde solo a quienes les gusta pueden crear cosas bonitas”, finaliza.

Fuente: Conexión empresarial

Deja un comentario