La maternidad ¿oportunidad o limitante para el desarrollo profesional?

La jornada laboral de una madre que trabaja fuera del hogar no acaba cuando sale de la oficina, al llegar a casa aún hay varios pendientes que realizar: ayudar con las tareas a los hijos, preparar la cena, entre otros quehaceres del hogar. Por tal razón, muchas mujeres se cuestionan si es que tener un hijo afectaría en su desarrollo personal y profesional.

A pesar de que ser mamá y trabajar fuera es todo un reto, merece la plena comprensión de que no es un limitante para poder asumir nuevos retos de crecimiento profesional, por lo contrario, con la maternidad la mujer desarrolla nuevas destrezas cognitivas y competencias de comportamiento relevantes para un liderazgo efectivo en la organización, indica Katia Zapata, Directora de Selección, Servicio y Calidad de Adecco Perú.

Sonia Maguiña, Gerente del área jurídica de Adecco Perú agrega además que el hecho de regresar al trabajo y “ponerse al día” con los pendientes exige una dedicación particular que otorga la oportunidad de desarrollar competencias sobre manejos de tiempos, capacidad de delegación y liderazgo que, bien orientado por las empresas, podría ser un elemento importante que redunde en un beneficio común.

“El reto para una madre trabajadora es básicamente asumir el rol que le corresponde en el momento indicado. ¿Cuándo debo enfocarme en mis hijos? ¿Cuándo en el trabajo? ¿Cuándo “dejar ser” o delegar en ambos ámbitos? Y sobre todo ¿Cuándo tengo un espacio para mi persona?Definitivamente, es un tema muy relacionado a la organización y planificación individual pero también relacionada a la capacidad de ser recursiva y de pedir soporte (presencial o emocional) cuando se necesita. En este sentido, la familia juega un papel sumamente relevante en el éxito de la mamá que trabaja fuera de casa”, indica Katya Zapata.

Además, existe el paradigma interno de creer que las madres son “súper heroínas” y esto no es verdad. Las empresas también deben brindar facilidades, muy a parte de los derechos laborales, para que puedan desarrollarse en el ámbito laboral. Para Sonia Maguiña la legislación peruana ofrece opciones interesantes como el teletrabajo (o home office) que es uno de los más comunes, otorgando la posibilidad de realizar el trabajo desde casa. “Sin duda, deben establecerse pautas claras e indicadores de desempeño acordes a la labor de la persona para que esta medida sea eficiente tanto para la trabajadora como para el empleador” agrega la vocera de Adecco.

Zapata agrega que es importante que las empresas puedan desarrollar confianza, comunicación, objetivos y expectativas claras para que exista un match y coherencia entre la flexibilidad laboral y el desempeño. Además, desde el ámbito empresarial es importante que se brinden oportunidades de formación y capacitación relacionadas a aspectos de organización, planificación y equilibrio emocional, sobre todo en la etapa inmediata a la post natal. “Éste último aspecto es un tema muy importante pero no necesariamente sensibilizado a nivel laboral”, finaliza.