MIOMAS UTERINOS, ENFERMEDAD SILENCIOSA

En el Perú hay más de 4 millones de mujeres mayores de 15 años que sufren de Hemorragias uterinas, anemia y dolor cólico menstrual y más de 2 millones tienen miomas uterinos como causantes y no lo saben. Estamos frente a un gran problema de salud pública que debe tener pronta solución.

Los miomas uterinos, llamados también fibromas uterinos, son tumores benignos que no necesariamente se manifiestan con síntomas, por eso, muchos años puede permanecer silencioso hasta que son detectados con una ecografía. Lastimosamente hay poco éxito en el tratamiento para evitar su evolución.

Suele afectar a 4 mujeres de cada 10 en edad reproductiva, siendo las edades más frecuentes entre los 30 y 40 años. Las mujeres de mayor riesgo que tienden a desarrollar miomas uterinos son las mayores de 25 años, en familias con miomas, en nulíparas y multíparas, con sobrepeso y las que consumen hormonas para sus tratamientos.

“Pocos saben que los miomas uterinos se originan por alteraciones emocionales negativas relacionados con la maternidad, preocupaciones y miedo a la infertilidad, desencadenando en el cerebro una serie de desequilibrios hormonales que llevaran a cambios en el cuerpo”, indicó el doctor Eduardo Sánchez Cavero Director del Centro del Mioma.

Esta enfermedad puede presentarse con hemorragias uterinas abundantes o sangrados irregulares en la menstruación, anemia, dolor pélvico, malestar en las relaciones sexuales, infertilidad con cambios de carácter entre otros, afectando la vida y la salud de quienes lo tienen.

Cada vez vemos mujeres más jóvenes con esta enfermedad, por lo que se recomienda que se realicen dos veces al año los chequeos ginecológicos y exijan que empleen el Eco Doppler color para detectar los miomas pequeños.

Estos tumores son de tendencia familiar, hormonal y genética que requieren cantidades elevadas de estrógeno y progesterona para desarrollarse, por esa razón, el especialista recomienda incluir en la dieta diaria, alimentos como, naranja, uva, té verde, leche de soya, ya que tienen isoflavona, la cual ayuda a regular el balance hormonal y evitará el crecimiento rápido de estos tumores. Además de una dieta balanceada, recomienda también, realizar ejercicios y mantener un peso adecuado.

Cabe recalcar que todos los miomas pueden ser tratados, existen diferentes alternativas como los tratamientos médicos con bloqueadores hormonales para los miomas pequeños y las diferentes técnicas quirúrgicas, donde se deben eliminar todos estos tumores del cuerpo y cuello uterino para devolver la fertilidad y la tranquilidad a las mujeres que los tienen.