RECOMENDACIONE PARA UTILIZAR BIEN LA “GRATI” Y NO GASTAR MÁS DE LO DEBIDO

Esta es la época del año en que muchos reciben la tan esperada gratificación, pero también es una de las épocas en que las personas más gastan. La mayoría de personas no aprovecha la oportunidad de planificar y de cubrir un exceso de deudas o distribuirlo correctamente en el siguiente medio año, simplemente hacen consumos emocionales inmediatos sin ninguna proyección de vida, los cuales muchas veces llegan a sobrepasar este dinero extra que se recibe.

El 85% de la población no tiene idea de cómo proyectar sus cuentas y dentro de este porcentaje, aproximadamente un 30% ni siquiera conoce los mecanismos de endeudamiento.

Cecilia Brenneisen, Directora de la Escuela de Negocios y Competitividad de la Universidad Norbert Wienernos da algunas luces de cómo administrar mejor estos ingresos extra y no gastar más de lo debido:

·         Gastar una proporción de 70% efectivo – 30% tarjetas de crédito. – Estas deben ser usadas por un tema de urgencia o, quizá, por un gusto personal, pero siempre de manera organizada.

·         Calcular cuánto pueden ganar en un año y cuántos gastos se tienen ya asumidos. – Con ese simple cálculo, pueden darse cuenta que sus gastos se superan en tres o cuatro veces. No es lo mismo consumir de manera inmediatista a tener la capacidad de pagar por lo que no se tiene realmente.

·         Desarrollar una cultura de ahorro y organización del dinero. – Generar que este se multiplique para luego utilizarlo en proyectos propios fuera del trabajo que se tiene y, así, cubrir otras expectativas.

Finalmente, Brenneisen señala que la gratificación no es un dinero que deba ser malgastado, por el contrario, debe llevar a pensar qué se puede hacer a partir de él para multiplicar nuestra salud de calidad de vida y no jugar con este para sobrevivir.

Asimismo, indica que las personas deberían considerar racionalmente su canasta familiar, o sea la capacidad de poder consumir en función a lo que se tiene y no en función a lo que se cree que se pueda tener en algún momento, a mediano o largo plazo.