CARBOHIDRATOS: ¿SE DEBEN ELIMINAR POR COMPLETO?

Muchos mitos y desinformación giran en torno a los carbohidratos, a tal punto de prescindir de ellos en la dieta diaria por miedo a “engordar”. No se puede decir que ningún alimento sea malo, ya que cualquier resultado depende de la cantidad que se consuma, eliminarlos no funciona a largo plazo y solo generará estragos en el metabolismo. Sandro Monzante, Head Coach de M2 Gimnasio Boutique, nos brinda algunos datos claves:

1. La principal función de este grupo de alimentos es suministrarle energía al cuerpo especialmente al cerebro y al sistema nervioso. Proporcionan al cuerpo mayor “combustible” o carga energética que las proteínas o grasas.

2. Lo importante es un consumo global de estos alimentos a lo largo del día y elegir los adecuados en momentos oportunos. Por ejemplo, los carbohidratos buenos que son de grano entero, naturales, altos en fibra y libres de azúcar añadida ayudan a saciar el organismo, por ser absorbidos lentamente. Mantienen el nivel de azúcar (glucosa en la sangre) equilibrado y estabilizan los niveles de insulina. Las mejores fuentes de carbo son: avena, quinoa y camote.

3. ¿Engordan? Falso, si se consume estratégicamente. Puesto que contienen por gramo la misma cantidad de calorías que las proteínas. Además, prescindir de ellos por completo generaría que el cuerpo comience a utilizar la proteína como fuente de energía y no permitirá que cumpla su función: construir y reparar tejidos.

4. ¿Se pueden consumir en la cena? Si antes se realizó una rutina de ejercicios intensa, serán el mejor aliado. Este es el momento en donde la sensibilidad a la insulina es más elevada y las células musculares son más receptivas. Por otro lado, consumirlos al iniciar el día es un buen momento también porque las reservas de glucógeno están agotadas casi por completo.

Opta por una asesoría nutricional acorde a tus objetivos, visita M2 en Av. Primavera 609 – Chacarilla o reserva tu semana de prueba gratis en: facebook.com/M2gimnasio