TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS PARA EL CÁNCER AUMENTAN EL RIESGO DE MUERTE

Según estudio publicado en la revista del Instituto Nacional de Cáncer de EE.UU.

La elección de terapias alternativas para tratar el cáncer en lugar de los conocidos y comprobados tratamientos de la medicina, no solo evita las posibilidades de recuperación, sino que, de acuerdo a un nuevo estudio publicado en la revista del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., duplica el riesgo de fallecer, refirió el Dr. Alberto Lachos Dávila, cirujano radioncólogo del Centro Privado de Radioterapia Oncológica (Radioncología).

En términos generales, la investigación de la Universidad de Yale (EE.UU.) concluye que optar por alguna terapia de medicina alternativa incrementa el riesgo de muerte hasta en un 470%. Específicamente, los pacientes con cáncer colorrectal alcanzaron un nivel de riesgo adicional del 360% y, los de cáncer de pulmón un 150%.

“Un diagnóstico de cáncer siempre es difícil para cualquier persona. Por desgracia, hay muchísima desinformación sobre esta enfermedad y sus tratamientos demostrados. Es importante que los médicos oncólogos inviertan tiempo en hablar con sus pacientes, sobre sus creencias particulares y advertir que las medicinas alternativas están asociados a riesgo de fallecimiento”, mencionó.

El Dr. Alberto Lachos también dijo que el cáncer produce miedo en las personas y muchas veces lo relacionan con la muerte, es en este momento que la industria de tratamientos alternativos se aprovecha con el argumento de la curación de sus males. “Las empresas que manejan estos productos alternativos deben someterse a las mismas normas que otros productos con fines curativos, lo que obligará a tener estudios científicos que den prueba de su efectividad”, agregó.

Asimismo, refirió que actualmente con diagnósticos tempranos y tratamientos científicamente demostrados se alcanzan altas tasas de curación.

Cabe mencionar, que entre las terapias de medicina alternativa se incluyen: Plantas, vitaminas, minerales, probióticos, medicina ayurvédica, medicina tradicional china, homeopatía, naturopatía, respiración profunda, yoga, taichi, chi kung, acupuntura, quiropráctica, osteopatía, meditación, masajes, oraciones, dietas especiales, relajación progresiva e imagen guiada, por mencionar algunas de ellas.