¿CUÁLES SON LAS HABILIDADES Y NUEVOS ATRIBUTOS QUE BUSCAN LOS RECLUTADORES EN UNA ENTREVISTA LABORAL

Hoy en día, las nuevas tecnologías y la evolución del Internet hacen que tanto las empresas como los profesionales se vean obligados a adquirir nuevos conocimientos y habilidades digitales para desarrollarse en el mercado laboral.

Así también los  nuevos puestos y exigencias,  hacen que los profesionales de diferentes rubros deban tener presencia digital –principalmente en redes sociales- para ser más visibles ante los reclutadores y poder ampliar su red de contacto profesional. Por tal motivo, Alejandra Osorio, Gerente de Adecco Training and Consulting indica tres habilidades digitales que un profesional debe desarrollar:

  1. Curiosidad digital: un profesional 2.0 deberá tener la capacidad para aprender sobre las nuevas tecnologías y estar al tanto de las nuevas tendencias digitales. Cabe resaltar que no necesariamente debe saber todo pero sí debe estar en aprendizaje constante y demostrar una actitud digital.
  2. Trabajo en red: es decir, demostrar capacidad para relacionarse, compartir la información que domina y ser influenciador en entornos digitales.
  3. Inteligencia colectiva: debido a que actualmente abunda información en la web, es necesario saber discriminar entre la cantidad y la calidad de la información.

Además, la especialista afirma que cada organización requiere de habilidades diferentes según la estrategia, cultura y el sector de la empresa.  Sin embargo, hay competencias que necesariamente debe desarrollar un profesional, según la vocera de Adecco como:

  • Liderazgo: la habilidad para gestionar equipos adecuadamente se hace fundamental en cualquier posición que tenga personal a cargo. Algunas organizaciones la incorporan como un valor, que asegure que todos los colaboradores tengan la capacidad de influir y motivar a su entorno.
  • Adaptación y flexibilidad: los negocios están obligados cada día más a adaptarse continuamente a los cambios del mercado. Los puestos deben ser dinámicos por lo que es necesario que las personas puedan lograr sus objetivos, aun cuando esto implique un cambio en sus funciones o en la forma de hacer las cosas.
  • Comunicación efectiva: es la capacidad de escuchar activamente y transmitir nuestro mensaje a la audiencia, siendo capaces de adaptarlo según el interlocutor que tengamos en frente.
  • Iniciativa y proactividad: las empresas necesitan personas que den la milla extra. No es considerado un buen profesional el que cumple su meta y se queda sentado, sino aquel que da todo su esfuerzo para conseguir la meta y más de ser posible.