¿CÓMO ALMACENAR LOS ALIMENTOS Y AGUA EN CASO DE DESASTRES NATURALES?

En caso de algún desastre natural es indispensable contar con una mochila de emergencia que contenga alimentos no perecibles y al menos 1 litro de agua por persona, además de artículos de higiene y material de primeros auxilios, ya que muchas veces no se sabe cuándo se tenga acceso a estos.

Los alimentos pueden durar por mucho tiempo si son almacenados de manera correcta. Pero, ¿sabes cada cuánto tiempo se deben cambiar el agua y los alimentos, y la manera adecuada de guardarlos para una buena preservación?

Cantidad adecuada de agua

  • La cantidad mínima de agua potable por persona es de un litro, pero lo recomendable es tener al menos 3 a 4 litros por persona en algún contenedor accesible para los integrantes de la familia.
  • En el caso del agua embotellada se debe cambiar cada 6 meses, debe ser almacenarse en botellas de plástico con tapas bien ajustadas.
  • Es necesario contar con agua adicional para el aseo y para preparar y lavar los alimentos.
  • En caso se corte el servicio de agua, es recomendable tener agua almacenada en recipientes y evitar colocarlos cerca de pesticidas, gasolina o cualquier otra sustancia tóxica. Además, el agua no debe estar expuesta al sol.

Alimentos de emergencia

  • Se debe tener alimentos que no necesiten ser refrigerados ni cocinados como conservas de atún, pollo y frejoles. La leche en caja Tetra Pak ya que no necesita agregar agua adicional para consumirla en situaciones de emergencia.
  • La comida enlatada puede durar hasta 2 años, pero siempre se debe verificar la fecha de caducidad de cada producto.
  • Tener en cuenta que los alimentos no deben ser demasiado salados o picantes porque aumentaría la necesidad de tomar agua.
  • Si hay niños pequeños en casa, adultos mayores y mascotas, es importante llevar comida especial para ellos.
  • Es necesario guardar los alimentos en un lugar oscuro, seco y fresco para evitar que se malogre rápidamente.
  • Retire los alimentos de los escapes de humo de estufas y refrigeradores, y de productos a base de petróleo como gasolina, aceite, pinturas o solventes. Algunas comidas absorben el olor.
  • Los productos almacenados en envases de cartón se mantendrán frescos por más tiempo y en caso de alimentos envasados en frascos deben estar correctamente cerrados y en lugares oscuros para no degradarse por la luz.