PARTO NATURAL: BENEFICIOS PARA MADRE Y BEBÉ

Tener un bebé es una experiencia muy especial para toda madre, padre y familia. Con frecuencia puede haber inquietudes y dudas sobre los cuidados a tener en cuenta para lograr una gestación saludable (alimentación, controles médicos, señales de alarma; entre otros), y conforme se acerca la fecha del nacimiento, esta inquietud motiva en la mayoría de parejas que se pregunten qué hacer para alcanzar un parto saludable y feliz.

El parto implica una serie de procesos delicados y percepciones muy sensibles a la influencia de emociones, temperatura, luz, olores, posturas corporales y muchas otras sensaciones – en especial para la madre – que deben recibir una atención personalizada y de calidad por parte del personal de la maternidad.

Hoy en día, con el avance de la ciencia, tecnología y muchos cambios que se han dado en la sociedad, el parto es atendido en establecimientos de salud, públicos y privados (hospitales, clínicas), los que deben estar preparados para brindar los mejores cuidados para que el parto termine en una experiencia saludable y feliz.

En el marco del Día Internacional del Obstetra, la Dra. Sabrina Morales, Directora de la Escuela de Obstetricia de la Universidad Norbert Wiener, comparte con nosotros las ventajas de un parto natural:

1. Proceso fisiológico (normal).

2. Rol activo de la madre durante todo el proceso de parto: Ejemplo, elige las posiciones más cómodas).

3. Participación más activa de la pareja: Colabora con su pareja durante y disfruta de la llegada de su bebé.

4. Menos riesgo de complicaciones: ejemplo, infección, fiebre, sangrado, dolor, etc.

5. Recuperación más cómoda y rápida.

6. Favorece el apego inmediato: bebé en el pecho de la madre.

7. Más facilidad para una lactancia exitosa.

8. Mejor adaptación del cuerpo para una siguiente gestación: no hay riesgo de adherencias como en el caso de una cesárea (cirugía).

9. Menor riesgo a tener depresión postnatal.

Asimismo, la Dra. Morales da algunos tips, tanto a madres como a médicos, para un mejor parto natural:

Gestante:

1. Realizar los ejercicios gestacionales.

2. Practicar las técnicas de relajación.

3. Practicar las técnicas de respiración para cada momento del trabajo parto.

4. Aprovechar algunas técnicas alternativas (yoga, masajes, aromaterapia, musicoterapia entre otros).

5. Practicar las posiciones aconsejables y antálgicas (que reducen molestias).

6. Dormir bien.

7. Tener una alimentación sana.

8. Usar ropa y accesorios (ejemplo: cinturón de maternidad) adecuados.

9. Aprovechar momentos de distracción, puede ser algunas caminatas en lugares seguros.

Profesionales de la salud:

1. Brindar un control prenatal de calidad.

2. Brindar PSICOPROFILAXIS OBSTÉTRICA: Preparación prenatal integral para un parto saludable y con seguridad. Es recomendable iniciar entre el quinto y sexto mes de gestación.

3. Brindar libertad de movimiento a la madre durante todo su trabajo de parto.

4. Propiciar la participación del padre durante toda la gestación y trabajo de parto.

5. Facilitar el acompañamiento el parto, la madre tiene libertad de elegir a la persona que la apoye durante todas las horas de labor de parto.

6. Brindar un ambiente cómodo, seguro y donde la madre sienta que se cuida su privacidad.

7. Evitar el exceso de ruidos, mantener el silencio necesario para que la madre se pueda concentrar bien y en confianza.

8. Evitar el exceso de luz en el ambiente, la luz tenue facilita la concentración de la madre.

9. Evitar intervenciones innecesarias e inoportunas.