ELSA DEL CASTILLO: UNIVERSIDAD DEL PACÍFICO FUE ACREDITADA NUEVAMENTE POR AACSB

La acreditación otorgada por AACSB Internacional (The Association to Advance Collegiate Schools of Business) es la principal y más prestigiosa acreditación a nivel internacional de Escuelas de Negocios y su reconocimiento la ubica entre las mejore Escuelas de Negocios en todo el mundo.

La Universidad del Pacífico obtuvo nuevamente la acreditación por parte de AACSB gracias a su solidez institucional y al alto nivel de sus programas educativos de administración y negocios. La reacreditación es especialmente particular pues, por primera vez, la carrera de Finanzas es incluida en la misma, convirtiéndola en el primer programa de esta área en el país en obtener dicho reconocimiento.

La AACSB otorga la acreditación a programas de negocios que ofrecen los grados académicos de bachiller, maestría y doctorado. Los estándares de la AACSB impelen a las instituciones a perseguir la excelencia y la mejora continua en sus programas educativos. La acreditación se otorga por un período de cinco años.

En el 2012, la Universidad del Pacífico se convirtió en la primera universidad del Perú acreditada en los niveles de pregrado y postgrado por la AACSB. La re acreditación reconoce el compromiso de nuestra casa de estudios con mantener los más altos estándares de calidad educativa. Este reconocimiento, además, sitúa a la Universidad del Pacífico dentro del 6% del total de universidades y escuelas de negocios en el mundo certificadas por este organismo, las mismas que son consideradas como instituciones líderes a nivel internacional.

Otras instituciones de renombre que también cuentan con esta acreditación son Harvard Business School, Stanford Graduate School of Business y University of Pennsylvania: Wharton

Sobre el proceso de acreditación

La AACSB acredita únicamente a las instituciones que en primera instancia son miembros de la asociación. Se trata de un proceso continuo de revisión y mejora interna, dado que para mantener la acreditación se realiza una rigurosa revisión cada cinco años. En ese contexto, se debe demostrar un compromiso continuo con 15 estándares de calidad relativos a la calificación de docentes, la gestión estratégica de los recursos, la interacción de profesores y estudiantes, la calidad y el impacto de sus publicaciones, así como un compromiso con la mejora continua y el logro de los objetivos de aprendizaje en todos los programas.