El 8 de marzo de cada año todos tenemos motivos de sobra para festejar, ya que se rinde homenaje a la lucha de la mujer por la igualdad de género, tanto en la sociedad, como en su desarrollo personal.

Esta lucha no ha cesado, se libra cada día, con cada acción, con cada voz que se levanta ansiosa por cumplir sus sueños.

Porque es también la mujer, la responsable de cambiar su futuro y de elegir lo que quiere para su vida. Tiene la capacidad, es fuerte, valiente, aventurera e intrépida, no se deja vencer por ningún obstáculo o dificultad que pueda aparecer en su camino, para ella todo es cuestión de determinación.

Timberland lo sabe y acompaña cada paso de las que alguna vez fueron guerreras silenciosas, pero que hoy sueñan en voz alta y sueñan en grande, y las anima a tomar el control de su vida, a ser ellas mismas y a disfrutarlo sin miedo.

¡Calza tus botas y pisa firme, mujer! Porque puede que el camino sea largo y pedregoso, pero la recompensa es tu propia felicidad, y vale la pena.