ELISA PEÑAHERRERA GERENTE GENERAL DE DULCE & SALADO CATERING

Cuando Elisa Peñaherrera firma un contrato de catering, ella asume la promesa de valor de su empresa Dulce & Salado con la confianza y tranquilidad que ha cultivado en más de 700 clientes satisfechos. Fundada hace 9 años con apenas S/. 1,000 de capital, la firma dirigida por Elisa Peñaherrera y su socio Alejandro Pareja, emplea ahora más de 100 trabajadores y ofrece innovadoras propuestas que la ha convertido en un símbolo de eventos creativos y sociales.

Con una base de estudios en marketing, Elisa Peñaherrera nos cuenta en la presente entrevista que marcho a Paris a estudiar cocina mediterránea en el prestigioso Le Cordon Bleu Ecole. Desde entonces su emprendimiento ha crecido hasta convertirse en una de las mejores empresas de Catering y “Event Planner” de la capital.

 

(Fotografía de Estilo para revista ME: Leonel Ortiz)

¿Cómo y cuando surge la idea de crear dulce & salado?

En el año 1990, yo tenía 25 años, y había terminado mi carrera y el postgrado de marketing. Mi meta era ser gerente de marketing de una gran empresa… ya tenía 5 años de experiencia en el área y tenía una jefatura de marketing en una importante empresa exportadora. Estaba concentrada en hacer carrera, y como hobbie, los fines de semana, ayudaba en la iglesia a decorar con flores el altar y los salones, me esmeraba mucho para que queden cada vez más lindos.

Apareció un día una clienta “exigente” que solicito una decoración  con pedestales de dos metros de altura. Velas flotantes y otros detalles. Por supuesto, la iglesia solo ofrecía decoraciones clásicas en floreros, y en ese tiempo, ramitos de flores con lazos cogidos de las bancas. El padre le dijo que me consultara, que tal vez yo la podía ayudar…Yo no tenía idea de cuánto cobrarle pero me encanto la idea de hacer algo diferente y lo tome como un reto. Luego vinieron más y más retos, me pedían cada vez más productos y servicios para la ceremonia y la recepción. Y así, un buen día pensé, que de verdad me gustaba tanto lo que hacía, que aunque no ganaría ni la mitad de lo que era mi sueldo en ese entonces, pero valía la pena.

¿Qué difícil fue la implementación de la empresa?

Muy difícil. Esta empresa empezó con 1000 soles de capital, y de ahí, había que sacar para todo: publicidad, papelería, página web, etc. había que cuidar cada moneda. Y la ganancia de cada evento era la compra de menaje, mantelería o mobiliario, como todo comienzo fue duro pero siempre contamos con el apoyo de nuestros clientes que nos mantenían siempre ocupados.

El apoyo crediticio también fue básico para poder crecer a ritmo más acelerado. Felizmente siempre tuve el apoyo financiero en los bancos.

¿Cómo creció la clientela?

Yo lo veo así: un evento es una oportunidad de exposición altísima, cada invitado a un evento producido por Dulce & Salado es un cliente potencial, y si le gusto, va a preguntar por el dato para cuando lo requiera, pero eso solo lo logras ofreciendo alternativas innovadoras y de buena calidad.

¿A qué clientes atiende actualmente?

Tengo la bendición de saber conservar a mis clientes por años, y nos encanta ir desarrollando y tener la obligación moral de ir superando siempre al evento anterior. Atiendo desde eventos empresariales, lanzamientos, hasta bodas, cumpleaños y aniversarios.

¿En que tipo de eventos te desarrollas mejor: eventos empresariales, bodas…?

Tanto los eventos sociales como corporativos tienen un nivel de complejidad diferente. A nosotros, nos encanta sorprender con los detalles, cautivar a los asistentes con detalles únicos y con experiencias que dejen huella.

¿Cual fue tu evento más importante y cuales son mayores satisfacciones que has tenido?

Producimos en promedio 12 eventos al mes, y a todos les ponemos el corazón para recibir a cambio un “gracias, todo quedo lindo y la comida riquísima”  o “mis amigos no paran de decir que es el evento más lindo al que han ido”, nos gusta que nuestros clientes se emocionen al recordar que bien lo pasaron y como disfrutaron su fiesta.

¿Cuánto puede costar un evento de gran magnitud?

¡Es que la magnitud en el costo de los eventos no existe!

Hay eventos chiquitos que pueden costar una fortuna por el lujo y la cantidad ilimitada de detalles que puedas incluir y otros de 3000 personas, pero súper simples, que el costo parece increíble.

Sabemos que ha atendido a artistas  como Roger Waters, Bjork, Soda Stereo… ¿qué tipo de solicitudes tuvieron?

De las más extravagantes y extrañas. El archivo que enviaba el manager del grupo con los detalles del catering podía contener hasta 14 páginas de pedidos especificados al detalle, pero nuestra gastronomía peruana, tan rica y extensa, era un arma infalible para cautivar a los visitantes de otros países.

¿Cómo seleccionan a sus proveedores?

Siempre busco ideas frescas que provenga de gente emprendedora, que quiera jugarse con nosotros para crecer.

¿Cuáles son las tendencias actuales en catering?

Todo lo “Green” que sugiera equilibrio. Lo “light”, pero con sabor. Esa es la tendencia actual.

¿Cualquier persona puede implementar este negocio de catering?

Considero que es un negocio muy bueno, si estás dispuesto a sacrificar tus fines de semana y exigirte al máximo.

¿Cuál es el secreto de éxito en tu negocio?

Trabajo duro, comprometerme con mis clientes, buenas relaciones con los proveedores, alegría y buenas vibras.

 

PERFIL DE LA ENTREVISTADA:

Elisa Peñaherrera

Cargo: Gerente general en Dulce & Salado

Edad: 36 años

Carrera: marketing empresarial en USIL

Post grado: Pontificia Universidad Católica del Perú

Especialización en Mercadotecnia

Estudios en el extranjero: Cocina Mediterránea en le Cordon Bleu Ecole en Paris

Deja un comentario