5 consejos para prevenir infecciones urinarias en verano

La infección del tracto urinario o cistitis es la forma más común de infección bacteriana humana. Este padecimiento se presenta con más frecuencia en mujeres, esto por una serie de factores de riesgo asociados, tales como la condición anatómica del aparato urinario femenino.

Las infecciones del tracto urinario (ITU’s) más habituales son las producidas por bacterias, de las cuáles la más común es la Escherichia coli que normalmente vive en el intestino. Entre los principales síntomas se encuentran, ardor/dolor al orinar, necesidad constante de ir al baño, pérdida urinaria repentina, eliminación de pequeñas cantidades de orina en cada micción.

De acuerdo con Gloria Caycho, jefe de capacitaciones de TENA, en verano, estos casos pueden aumentar considerablemente, sobre todo en mujeres. “La sudoración excesiva, el baño en piscinas y playas, es decir la mayor exposición de la zona genital a la humedad permiten la proliferación de bacterias, que producen infecciones urinarias”, asegura.

Teniendo en cuenta estos elementos, TENA brinda algunos consejos para proteger la salud femenina y prevenir la aparición de infecciones urinarias en esta temporada del año.

1.- Buena higiene. Para un correcto aseo, se recomienda utilizar productos adecuados que no irriten la zona íntima, tales como jabones íntimos, toallas húmedas, entre otros. El uso toallas húmedas que contengan manzanilla y aloe vera, como las Toallas Húmedas Clásicas TENA, permiten retirar restos de orina y de sudor de la zona íntima sin dañar la piel.

2.- Adecuado manejo de los goteos involuntarios de orina. Utilizando protectores diarios y toallas especializadas, en el mercado existen productos tales como la línea TENA Mujer, que cuentan con componentes que gelatinizan los líquidos y mantienen la zona íntima libre de humedad. El uso de protectores convencionales, de tela o papel higiénico podrían incrementar el riesgo de adquirir infecciones urinarias. Además de utilizar ropa interior de algodón que permita una adecuada ventilación de la zona.

3.- Tomar abundante agua. Esto favorecerá la eliminación de la orina y con ello las bacterias. Sin embargo, evita consumir líquidos dos horas antes de ir a dormir para prevenir un posible escape involuntario.

4.- Evitar retener la orina. Las bacterias proliferan y se multiplican en la orina residual, además de ser un factor de riesgo para que se presente pérdidas involuntarias de orina.Consultar con el médico especialista. El médico especialista nos indicará cuál es el tratamiento adecuado para la infección urinaria, evita automedicarte debido a que esto sólo incrementa el riesgo de empeorar la enfermedad.